¿Por qué hacer un testamento ológrafo? Razones y motivos para hacerlo así

por que hacer testamento olografo

Hoy vamos a hablar de algunos de los motivos o razones por las que podría ser conveniente hacer un testamento ológrafo y no otro tipo de testamento común…

Si habéis leído detenidamente la información de la página habréis visto que el testamento ológrafo presenta numerosas ventajas pero también un buen número de inconvenientes por eso es importante tener en cuenta diversos aspectos el fundamental saber qué tipo de persona será la que haga dicho Testamento y, sobre todo, sus circunstancias, no es lo mismo que vaya a otorgarlo una persona de 40 años, sin problemas de salud, que una persona que se encuentra en una situación mucho más difícil, con peligro de muerte en cualquier momento, o una persona de edad avanzada que no tiene ganas ni tiempo para desplazarse o andar buscando un notario que acuda a su domicilio para hacerlo por esa vía.

Entre las principales ventajas encontrábamos el que esté fuera totalmente gratuito para el testador es decir no te va a costar nada otorgar un testamento escrito de tu puño y letra con la única ayuda de un lápiz y un boli.

Por contra tus herederos si podrían tener que hacer frente a diversos gastos tras haber otorgado tú dicho Testamento. Si ves que no van a tener problema para afrontarlos, entonces, hacerlo por esa vía puede ser cómodo, si, por el contrario, sabes que están apretados económicamente y que pudieran estarlo incluso a causa de tu herencia (impuesto de sucesiones y donaciones), entonces, no te cuesta nada pagar un poquito a un notario y hacerlo en una notaría de tu ciudad…

¿Por qué recomendamos hacer un testamento olografo si a los herederos le va a salir más caro?

Pues por su facilidad y economía, si no vas a pensar en los herederos por encima de todo o, simplemente, aunque suene duro y un poco burdo, no tienes intención de morirte pronto ¡déjalo hecho ya! te hemos explicado cómo hacer un testamento ológrafo, así, en caso de que suceda lo inevitable por sorpresa, por ejemplo, un accidente de tráfico, un infarto o cualquier tipo de muerte súbita, al menos, habrás dejado ya tu voluntad por escrito.

Para personas que ven más cercano su final, personas con numerosos bienes y/o herederos, que viven en una casa en común con el cónyuge, os recomendaríamos buscar un notario y acudir a dejar el testamento allí por escrito.

Así pues, y resumiendo, no hay excusas para no tener un testamento hecho de antemano, aunque sea de este tipo, sólo te llevará unos minutos…