Tipos de testamento – Abierto, cerrado, especiales

tipos de testamentos

Aunque en nuestra web nos centramos en el llamado Testamento Ológrafo, del que hemos explicado en detalle su definición, requisitos, etc, existen otros tipos de testamentos que conviene conocer, según la legislación vigente…

¿Qué clases de testamento existen?

Hay dos grandes grupos de testamentos:

  1. El testamento común
  2. El testamento especial

El testamento común puede ser de tres tipos:

a) Ológrafo
b) Abierto
c) Cerrado

Y en los testamentos especiales encontramos a su vez, 3 tipos también

a) Testamento militar
b) Marítimo
c) H
echo en país extranjero.

Así pues, podemos decir que hay 6 tipos de testamentos diferentes que se pueden otorgar.

Vamos a hablar de ellos brevemente para explicarlo, pero, antes de entrar en matería, hay que recordar la definición de testamento, que sería “aquel acto por el que una persona dispone lo que quiere que se haga con sus bienes cuando fallezca.” Es decir, dicho lisa y llanamente, lo que el testador quiere que se haga con sus bienes cuando muera.

Testamento abierto, el más común y utilizado

Este tipo de testamento es el más común de todos, se suele hacer siempre ante notario, ante este, el testador manifiesta su última voluntad

 ¿y se puede hacer sin notario?

si, son los llamados “testamentos abiertos especiales” y realmente sólo en casos muy graves y extremos, se llaman  es decir, en caso de peligro de muerte inminente (ante 5 testigos idóneos) o bien cuando se producen grandes epidemias (ante 3 testigos mayores de 16 años)… en cualquier caso, sólo tendría validez durante 2 meses.

Una de las ventajas de este testamento es que el documento lo guarda el notario, así que el riesgo de que alguien lo haga desaparecer es realmente bajo…

Testamento cerrado

En este caso, la última voluntad se entrega en un pliego cerrado, también ante notario, el testador no quiere revelar cuál es su última voluntad, pero la da por escrito y será abierta y leída tras su fallecimiento.

Si queremos hacerlo así, hay que llevarlo cerrado y debidamente sellado, de forma que no se pueda extraer, también hay que indicar si se ha hecho escrito de puño y letra o bien mecanografiado o impreso. Además, debe indicar si ha sido firmado por el mismo o por otra persona.

Una vez hecho lo anterior, el notario levantará acta  del otorgamiento en el mismo sobre  que contiene el testamento. Una vez hecho esto, podemos conservarlo nosotros mismos o bien, pedir que se guarde en los registros notariales.

Una vez se produzca el fallecimiento de la persona que lo otorgó, quien lo tenga, ya sea una persona allegada del causante o bien, el notario, por estar en sus archivos, deberá ponerlo en conocimiento del juez antes de 10 días, en caso contrario, podría tener que hacer frente a los daños y perjuicios causados…

¿Y si alguien destruye el testamento cerrado?

En ese caso, la persona responsable de la destrucción estaría incurriendo en una responsabilidad que puede ser incluso penal, además,  el culpable de la destrucción o “pérdida” perderá todo derecho sobre la herencia, tanto como legatario (beneficiario de los los legados que se dejan al margen de los herederos),  y también de la parte de la legítima si le correspondiese.

Tipos de testamentos especiales

Aquí como comentábamos encontramos 3 tipos diferentes, el testamento militar, el marítimo y el realizado en el extranjero. Hablamos resumidamente de ellos:

Testamento militar

Su nombre ya nos  indica de qué va el tema, y es que, en situaciones de guerra se permite que cualquier militar o personal al servicio del ejército, otorgue testamento ante un oficial (Capitán o rango superior) o en su defecto ante el capellán o médico que le asista si se encuentra enfermo o herido. La vía de estos testamento va del cuartel general y al Ministerio de Defensa, este último lo remitirá al juez del domicilio en caso de fallecimiento.

La validez del testamento militar es de 4 meses desde que quién lo otorga deje de estar en campaña militar.

En casos extremos se puede otorgar de palabra ante 2 testigos, si se supera el peligro que dio lugar a otorgarlo, pierde su validez.

Testamento marítimo

En este caso, es un testamento que se otorga durante un viaje por mar, puede ser abierto o cerrado. Se hará ante el Comandante (si es de guerra) o el capitán (barco mercante) y ante dos testigos elegidos entre los pasajeros o tripulación.

El comandante o capitán lo guardará y anotará en el diario de a bordo, ya en tierra, lo entregarán en la embajada o sede diplomática que los hará llegar a nuestro país.

Su validez es de 4 meses a contar a partir de la fecha de desembarco.

Testamento realizado en el extranjero

Si las personas se encuentran fuera de España, podrán otorgar testamento en el extranjero de acuerdo a las leyes del país en el que se encuentren, sin embargo, no están permitidos los testamentos mancomunados (estos son con 2 o más personas en el mismo testamento, que tampoco es válido en España, por eso no lo incluimos como tipo de testamento).

Y, muy relacionado con nuestra web, aunque en el país en el que se encuentre el testador no sea válido el testamento ológrafo, sí se puede hacer y será válido en España si cumple con los requisitos establecidos en nuestra legislación para su otorgamiento (Ver requisitos del testamento ológrafo)